Hablemos de “Design Thinking”

Las compañías evolucionan, aquellas que invierten en su metodología, mejora continua y productos, son las que encabezan la lista de sus mercados, ellas o la gran mayoría cuentan con un departamento que se encarga de implementar la metodología del Design Thinking o en una traducción que leí “Lo que piensan los diseñadores”.

En 1970 la consultora IDEO (Pionera en el uso de esta metodología), desarrollo el prototipo del Mouse de Apple basada en la patente de Xerox, paso de una caja de zapatos de 300$ a un sencillo prototipo de 3$, ¡Valla que quiero saber más del Design Thinking!

¿Qué es Design Thinking?

El Design thinking es una técnica de investigación, modelado y proyección generando ideas para solucionar las necesidades de las personas y definir una estrategia, servicio o producto que tenga una mayor probabilidad de éxito en el mercado o el proceso dentro de la compañía.

Es muy importante aclarar que aunque esto genera un producto final, la aplicación de esta metodología no tiene como finalidad el diseño de objetos, sino la aplicación de un pensamiento creativo, inspirado en procesos utilizados en diseño para la resolución de problemas y proyectos de innovación.

¿Cómo funciona?

El Design Thinking es la oportunidad perfecta para dejar los miedos, olvidarnos del pensamiento regular, dar paso a los juegos y la creatividad. En este proceso la metodología tiene 5 fases, sin importar el orden es importante que avancemos y apliquemos cada una de ellas para motivar la generación de ideas y así llegar a nuestro objetivo más importante, satisfacer las necesidades del usuario ¡tener éxito con nuestro producto final!

Empatiza con el usuario final, observa sus comportamientos, acciones, trata de involucrarte con el contexto de su vida, estar atento a las situaciones cotidianas que podrían alterar el flujo de trabajo con nuestro producto. Esto es diseño y una oportunidad especial para que nosotros los diseñadores podamos entender específicamente para que estamos trabajando.

Definir, es el proceso en el cual ya conocemos el problema y las necesidades del usuario, por lo tanto podemos aportar otras ideas, buscando claridad y redefiniendo el problema. Debemos cumplir con una serie de requisitos como la objetividad, la inspiración, la búsqueda de resultados y la validación. Definir es indispensable para el momento de la creación de prototipos así que es un punto de atención crítica.

Idear se convierte en el “Brain Storming”, da rienda suelta al pensamiento y la imaginación sin descuidar lo aprendido sobre el usuario, dejando claro que el protagonista es la generación de ideas, aprovecha el equipo multidisciplinario para proveer todo tipo de ideas, luego y cuando tenemos una cantidad significativa, podemos generar un proceso de validación, así hasta quedar conformes con la información que conservamos.

Repite todas las veces que sea necesario.

Llegamos a un punto muy importante del Design Thinking “Prototipar”, es muy importante contar con todo tipo de elementos (hojas de Papel, tijeras, pilots, plastilina, lápices de color, etc), nuestras paredes, mesas de trabajo e incluso el suelo son espacios ideales para lo que se debe realizar y no precisamente tiene que ser un objeto puede ser cualquier cosa que ayude a solucionar el problema y generar interacción con las necesidades del usuario final.

“Si una imagen vale mil palabras, un prototipo vale mil imágenes”

Cuando todo esto se ha ejecutado llegamos al momento decisivo, “Evaluar”  y esto debemos hacerlo de manera crítica, sin sentirnos atraídos por nuestros diseños, es una buena práctica creer que nuestro prototipo está mal y que podemos mejorarlo, también es importante contestar preguntas sobre las necesidades que realmente satisface con lo que ya conocemos del problema.

Si tienes la oportunidad, permite que el usuario tenga interacción con el prototipo, crea experiencias, es un excelente momento para generar empatía, idear soluciones, re-definir las necesidades y evaluar nuevamente con todas las mejoras.

A la práctica

El Design Thinking nos va a ayudar de manera efectiva en la interpretación, el desarrollo y la solución de problemas, procesos y productos, el tiempo que requiere es poco si se piensa la claridad con la que el equipo podrá trabajar produciendo el producto final.

También pueden visitar http://designthinking.es/ para conocer a fondo la metodología, sin embargo con lo que leímos anteriormente pueden comenzar, soy Mhack Redcom y los invito a seguir con nosotros en Colectivo Digital y nos cuenten cómo fueron sus experiencias poniendo en práctica el Design thinking, saludos cordiales.

Escrito por Mhack Redcom

Soy Full Stack Developer, DBA, Diseñador Gráfico, UX/UI, Social Media, Marketing Digital, apasionado por WordPress, Drupal y Joomla, cargando conocimientos en Animación digital y creación de video juegos.

Contacto: Website / Facebook

 

 

Comments

comments